martes, 26 de febrero de 2008

La historia de Leyenda en las hemerotecas

Buceando por internet, Vituco ha encontrado en la hemeroteca una semblanza de Leyenda publicada en El Mundo del 21 de junio de 1999.
D.N.I. / ALBERTO R. PIÑON
31 años. A Coruña. Cinco veces campeón nacional de pádel. Cerca de un récord
CARLOS E. CARBAJOSA
Madrid
Si le hubiera visto el ojeador oportuno, ahora podría ser el delantero centro del Deportivo de La Coruña. Alberto Rodríguez Piñón es una estrella casual del pádel.
Cinco veces campeón de España, finalista en dos Mundiales, Rodríguez Piñón no pensó nunca que se iba a ganar la vida encerrado entre paredes de cristal. Esta semana, puede escribir una página histórica: ganar su sexto Campeonato de España y romper la barrera del legendario Javier Arenzana (quíntuple campeón).
Ayer, pegó otro golpe interesantísimo: conquistó, junto a Christian Gutiérrez, el máximo trofeo en los VI Internacionales de España. Fue un triunfo con un recorrido también de récord, ya que desde cuartos se tumbó consecutivamente a tres parejas argentinas de acero: Reca-Nerone, Gattiker-Belasteguin y Lasaigues-Auguste. No había precedente parecido.
En los años 70, Rodríguez Piñón había llegado a soñar con una pelota en sus pies. Jugó en el Ural, el gran rival del Deportivo en las categorías inferiores. Y Rodríguez Piñón fue el que marcó los dos goles que le dieron el triunfo a su equipo en la final del Campeonato Infantil de Galicia.
A medida que iba creciendo, se acercaba a terrenos cada vez más pequeños. Fue campeón de Galicia de tenis en todas las categorías y se atrevió a intentar el salto al profesionalismo. Con 18 años, después de sufrir una lesión en la espalda, lo dejó. Mucho por detrás y poco por delante. Ese era el panorama de Rodríguez Piñón.
En Somontes (Madrid) alguien le dio una raqueta de pádel. El se metió en la pista y tuvo muy buenas vibraciones. El hecho es más que curioso porque para un hombre del tenis, lo normal es que, inicialmente, se produzca una sensación de rechazo al pádel. Uno de los secretos es dejar que la bola pase para aprovechar el rebote en la pared.
La selección y Aznar
Comenzaba la década de los 90 y la fiebre del pádel en España. Por primera vez, él estaba en el momento adecuado, en el sitio correcto (el Club de Tenis de Majadahonda). Rafael Silvela, seleccionador español de pádel, no se fijó en la clasificación cuando, pese a ser el número 15 de España, lo eligió para disputar el primer Mundial, en 1992. «Hubo gente que se sorprendió porque yo estaba por detrás de muchos y buenísimos jugadores. Había presión por ese motivo, pero todo salió perfecto», cuenta con una esperada ración de orgullo. Rodríguez Piñón fue elegido «jugador revelación» del torneo.
Su pareja era Pablo Martínez Semprún, un hombre con el que ha mantenido una singular y próspera relación de amor-odio. Sus éxitos y el ruido que generaron juntos no ha dejado de dar vidilla al pádel español. Amigos casi inseparables, se propusieron desbancar a una pareja mítica e invencible, la formada por Juan Fontán-Javier Arenzana. Ganaron tres veces juntos el Campeonato de España.
En 1996, Rodríguez Piñón-Martínez Semprún era un binomio indestructible.
«Fue el momento en el que este deporte dio su gran salto», remarca Alberto, al que el destino le tenía preparada otra sorpresa. José María Aznar, presidente del Gobierno y jugador aficionado, lo vio brillar en los Internacionales de Madrid de 1996. «Jugamos juntos cuando puede. El es un gran luchador en la pista y, en cierta forma, juega como gobierna. Es difícil pasarle una y si tiene que defenderse lanza bolas altas», hila fino.
Sólo una pareja podía ganar a la que formaban Martínez Semprún y Rodríguez Piñón, ella misma. Y así fue: se autodestruyó. «Supongo que los dos necesitábamos aire propio», reconoce.
En 1997, Alberto volvió a ser campeón de España: derrotó en la final a su compañero de tantos años. Y lo volvió a hacer en 1998. Tanta sangre parece difuminada, y esta semana, en el Club de Tenis de La Moraleja, Rodríguez Piñón y Martínez Semprún volverán a estar en el mismo lado de la pista para pelear juntos.
¿Vivir del pádel?: «Hoy ya es posible para los que están arriba. Esto ya es un deporte profesional. Hay muchos torneos y buenos patrocinadores», concluye.
Qué lujazo tenerlo ahora en la yonkiliga!

6 comentarios:

sanguinario dijo...

sencillamente alucino con su curriculum. que tio!

fan pp dijo...

Pobres de Moucho y Coach... la que se les viene encima el sábado!

¿en qué pista jugais?

pedri-top dijo...

Pero si ya hemos jugado contra ellos!!!!!
La nevera es la mejor fórmula para intentar que no coja una bola, porque las que coje son definitivas.
Pero obviamente no puede abarcar todo el campo, supongo que no por tema físico (que se le vé bien) sino por deferencia ante su compañero.

gato rufus dijo...

Pues en el yonkicalendar está anunciado para este sábado a las 12...

pedri-top dijo...

Pues si hubieses estado al tanto de los encuentros, hace tiempo que esta colgada la cronica y el resultado subido....
¿alguien metió mal los datos en el yonkicalendar? ¿quien tiene acceso al mismo? sancion!!!!

gato rufus dijo...

Todos tienen acceso al yonkicalendar, por supuesto! ¿¿¿Nunca has anunciado un partido en el calendar??? SANCIÓN!

Y para una vez que lo haces, está mal... DOBLE SANCIÓN!!!

Que actúe la Comisión Disciplinaria ya!

Resumen de YonkisDelPadel

Este Día en la Historia