domingo, 21 de octubre de 2007

Todo menos padel

Por María Pita (enviada especial)
Cruce de caminos, encuentro de pueblos y de razas, crisol de culturas, España tiene su corazón en La Coruña (con ele) una de las manifestaciones más ricas de su legado histórico. Es tierra de majestuosas costas rieladas en la noche por Hércules, de hermosos parajes alanceados por el sol (cuando la fresca lluvia lo concede) que aquí, y sólo aquí, se despereza con las manchas cárdenas y parduscas que reflejan monumentos y arenales. Sin duda lugar privilegiado, dentro de este paraiso acariciado por los dioses, es la vega de Alvedro, donde se erige altivamente el palacete para que los más renombrados padeleros hagan de la pala, verso. Pues bien, intrépidos lectores, en esta ocasión, y esperemos sin que sirva de precedente, de todo menos padel. Sirva esta pequeña crónica como tirón de orejas para la responsable de padelplus. Cambió de pista a los jugadores a otra que sólo era una alfombrilla de luces y sombras (que sepamos, al menos tres del cuarteto de jugadores son miopes). Lo peor es que Pedromoucho había reservado una cancha luminosa y con vistas, pero la chica padelplus se la ofreció a otra cuadrilla que hizo valer su picaresca. Llegados a este punto, el partido fue lo de menos. Decir que de un lado jugaron los hermanos Pedreira, Pedromoucho desplegando toda su artillería de artimañas y bufonadas, y el Hermanísimo, que sorprendió luciendo los adidas castellanos de Vittorio y Luccino. Enfrente, las más grandes promesas locales, el Oso y el Tiburón, llamados a hacer grandes cosas en la liga de padelplus.
¡Ah sí! Creo que el resultado favoreció a los primeros 6-1, 6-4, pero, ¿a quién le importa? Lo realmente importante, queridos yonkis, es que hoy nuestro amado deporte fue mancillado. Menos mal que ulteriormente Pedro se erigió en paladín defensor e indignado y le cantó las cuarenta a madame "jode-partidos" (con perdón).

1 comentario:

Pedro dijo...

Vamos, que leyendo la cronica parece que lo menos importante fue el resultado....
Que quede bien claro que tanto mi hermano como yo (más él, of course) somos de lo más estatico que hay en la liga. Si a eso le sumamos que Manuel estaba en ZAPATOS, pues os podeis imaginar lo malo que eran nuestros contrincantes.....
Asi que la pareja más estatica, Y CON ZAPATOS, os barrió del campo.
La proxima vez os haremos pasar por debajo de la red para humillaros mas.

Resumen de YonkisDelPadel

Este Día en la Historia